English

Print this Page

“Por favor llámame por mis verdaderos nombres”

Thich Nhat Hanh

No digas que me iré mañana,
Porque aún hoy estoy llegando.

Mira profundamente: en cada segundo estoy llegando,
A ser un botón en una rama de primavera,
A ser un diminuto pájaro de alas frágiles,
Aprendiendo a cantar en mi nuevo nido,
Para llegar a ser una cuncuna en el corazón de una flor,
Para ser una joya que se esconde en una piedra.

Yo sigo llegando, a propósito de reír y llorar,
De temer y esperar,
El ritmo de mi corazón es el nacer y morir,
De todo lo que esta vivo.

Soy una mariposa en plena metamorfosis
En la superficie del río,
Y soy el pájaro, que llegada la primavera
Se lanza a atrapar la mariposa.

Soy una rana nadando alegremente
En el agua transparente de la laguna
Y soy la serpiente
Que se acerca silenciosamente y se alimenta de la rana.

Soy el niño de Uganda, solo piel y huesos,
Mis piernas delgadas como un bambú,
Y soy el mercader de armas
Que vende su mercancía letal a Uganda.
Soy la niña de 12 años,
Que huyendo de Vietnam en su pequeño bote,
Se tira al mar después de ser violada por un pirata
Y soy el pirata,
Mi corazón aun incapaz de ver y de amar.

Soy el miembro del politburó,
Con todo el poder en mis manos,
Y soy el hombre que tiene que pagar
Mis “deudas de sangre” con mi gente,
Muriendo lentamente en un campo de trabajos forzados.

Mi alegría es como la primavera, tan calida
Que hace florecer la tierra.

Mi dolor es como un río de lágrimas,
Tan inmenso que llena los cuatro océanos.

Por favor llámame por mis verdaderos nombres,
Así puedo escuchar mis risas y llantos de una sola vez,
Así puedo ver que mi alegría y pena son una sola.

Por favor llámame por mis verdaderos nombres,
Así puedo despertar,
Y la puerta de mi corazón,
Podrá ser dejada abierta,
A la puerta de la compasión.

Bookmark and Share